❮ Atrás

Noticias Oyster

Caso de éxito: The Gamboa Brothers

Carlos y Avent Gamboa, dos arquitectos de la Ciudad de México, están desafiando los estereotipos de lo que significa tener un negocio familiar. Platicamos con ellos como parte de nuestra nueva serie de casos de éxito Oyster. Después de trabajar de manera independiente durante muchos años, en 2013 decidieron unirse para fundar The Gamboa Brothers […]

Testimoniales Oyster
Oyster 23 de marzo, 2021

Carlos y Avent Gamboa, dos arquitectos de la Ciudad de México, están desafiando los estereotipos de lo que significa tener un negocio familiar. Platicamos con ellos como parte de nuestra nueva serie de casos de éxito Oyster.

Después de trabajar de manera independiente durante muchos años, en 2013 decidieron unirse para fundar The Gamboa Brothers (ahora The Gang), un estudio dedicado a la dirección de arte y diseño de producción para proyectos cinematográficos.

La división de tareas es clara: Carlos se encarga de las cuestiones de diseño y Avent dirige la parte administrativa. Juntos toman las decisiones importantes de la empresa.

“Somos muy diferentes, pero hemos aprendido a leernos, incluso desde el lenguaje no verbal. Sabemos las fortalezas y debilidades de cada quien y confiamos muchísimo el uno en el otro”, afirma Avent, el menor de los dos.

Manejar un negocio propio como hermanos no siempre ha sido fácil. Sin embargo, para los Gamboa unirse en esta aventura ha valido la pena:

“Ha sido un proceso lleno de altas y bajas, pero nada mejor que la satisfacción de trabajar con tu familia, con tu hermano, haciendo lo que nos gusta y teniendo un negocio productivo”.

Desde conventos hasta naves espaciales

La prueba de fuego llegó en 2017, cuando The Gamboa Brothers fue contratada para participar en Roma, la multipremiada cinta de Alfonso Cuarón. 

Sin duda, este es el proyecto del que más se enorgullecen. Pero si les pides escoger su favorito, la respuesta es muy distinta:

“Un día estamos haciendo un convento y al siguiente una nave espacial. Es lo que nos llena de energía, que cada proyecto es diferente. Cada proyecto nos reinventamos y aprendemos.”

Así sean películas dignas de un Óscar o comerciales para televisión, los hermanos Gamboa tienen claro por qué hacen lo que hacen. 

“Tenemos un sueño muy claro: hacer lo que nos gusta”, asegura Carlos. “Llevo 25 años haciendo arte. Más que ser un negocio, para mí es una forma de vida. Nunca empezamos para hacer dinero, ha sido muy natural”.

Caso de éxito Oyster  - Gamboa Brothers

Hacer arte durante la pandemia

A principios de 2020, The Gamboa Brothers, como todos los pequeños negocios, se vio amenazado por  la llegada de COVID-19. “Toda la industria se detuvo”, recuerda Carlos. 

Pero aunque muchos proyectos se cayeron, los hermanos Gamboa descubrieron que tenían lo necesario para salir adelante. Avent incluso ve un aspecto positivo a esta temporada: “Enfrentar esta pandemia (aparte del reto personal) nos ha permitido planificar bien, tener claros nuestros objetivos.”

Carlos complementa: “Teníamos que estar preparados. Acostumbrarnos a trabajar en esta nueva normalidad. Vamos aprendiendo día a día cómo hacerlo.”

En México, más del 90% de las empresas registró algún tipo de afectación durante la pandemia. Más grave aún, se estima que un millón de pymes cerraron sus puertas en 2020, dejando sin empleo a tres millones de personas.

Cuando gastar es el mayor reto

Para muchos emprendedores, ganar dinero es el reto más importante. No así para los hermanos Gamboa, quienes, por la naturaleza de su negocio, necesitan poder gastar los fondos dedicados a un proyecto de la manera más rápida posible.

“Es un negocio vertiginoso”, explica Carlos. En esta industria “tienes que responder de una manera inmediata. Gastar el dinero de una manera eficiente”. En cuanto reciben fondos para un proyecto, los hermanos Gamboa tienen una ventana de tiempo muy pequeña para pagar a todos los proveedores que estarán involucrados.

Para solucionar este problema, Carlos y Avent decidieron tomar la ruta tradicional y abrir una cuenta de banco para su negocio. Sin embargo, pronto se encontraron con una realidad desalentadora:

“Para los bancos no existimos”, se queja Carlos. “No tienen soluciones para las empresas que empezamos. Solo para grandes empresas”.

Gamboa Brothers - opiniones de Oyster

Por esta razón, Avent se dio a la tarea de buscar una alternativa que les permitiera gestionar la operación de su negocio:

“Fue a través de Facebook que encontramos Oyster y empecé a pedir información. Me pareció muy dinámica y creo se acopla perfecto a la idea que tenemos de Gamboa Brothers. Ha sido de gran ayuda tener la tarjeta para mejorar nuestro gasto operativo.”

Para Carlos Gamboa, la experiencia con Oyster fue completamente diferente:

“Darnos cuenta que hay empresas que se están fijando en nosotros y están creando soluciones es increíble. Y no solo eso, son empresas que realmente ponen atención y se preocupan por nosotros.”

Una alternativa pensada por y para emprendedores

Avent Gamboa dirige el lado administrativo de la empresa familiar y es el encargado de que los proyectos avancen en tiempo y forma. Oyster le ha ayudado a tener una mayor visibilidad de las finanzas y agilizar el gasto operativo:

“Parte de las ventajas que nos gustan de Oyster es la practicidad de tener una plataforma en el teléfono que te permita monitorear las operaciones en tiempo real. En nuestra experiencia con otros bancos hemos visto que las transacciones se ven reflejadas mucho tiempo después. A nivel operativo nos causaba muchos problemas vincular los pagos con la fecha adecuada. Con Oyster, las operaciones pasan inmediatamente y puedo tener un control de gatos más específico.”

Carlos, la mente creativa detrás de The Gamboa Brothers, lo resume así: “Es la gran ventaja que hemos visto en Oyster: nos resuelve problemas en lugar de darnos problemas”.

¿Tienes una cuenta con nosotros y quieres compartir tu caso de éxito? Escríbenos a comunidad@oyster.io.

Artículos relacionados