❮ Atrás

Tips para Emprender

3 Cosas que debes saber antes de ser freelance

Antes de pasar directamente a las 3 cosas que debes saber antes de ser freelance, recapitulemos un poco. Antes de pasar directamente a las 3 cosas que debes saber antes de ser freelance, recapitulemos un poco. ¿Estás listo para dejar tu empleo y volverte freelance? Si todavía lo estás pensando, tienes que saber qué pasa […]

Pros y contras del freelance
Oyster 18 de marzo, 2021

Antes de pasar directamente a las 3 cosas que debes saber antes de ser freelance, recapitulemos un poco.

Antes de pasar directamente a las 3 cosas que debes saber antes de ser freelance, recapitulemos un poco.

¿Estás listo para dejar tu empleo y volverte freelance? Si todavía lo estás pensando, tienes que saber qué pasa con tus prestaciones como AFORE e IMSS, cómo cambiar tu estatus en el SAT y, finalmente, ¿qué pasa con los pagos a 60, 90 o 120 días?

1. Despídete de tus prestaciones

¿Qué tiene que ver el IMSS?

La seguridad social es uno de los derechos fundamentales del trabajador y es obligación de tu patrón darte de alta ante el IMSS; esta institución te debe apoyar frente a cualquier emergencia como un accidente de trabajo, una enfermedad general, estado de maternidad, desempleo, etc.

Debes saber que, si decides ser freelance y renunciar a tu trabajo, después de 56 días ya no contarás con IMSS, por lo tanto, cualquier enfermedad o accidente deberá ser pagado por tu cuenta.

Si quieres seguir contando con seguridad social, es necesario que tú mismo te des de alta como trabajador independiente y cubras la cuota anual del servicio; aquí puedes consultar la información.

¿Y para qué sirve AFORE?

Por ley, todos los trabajadores del país afiliados al IMSS o al ISSSTE deben estar registrados en una AFORE -Administradora de Fondos para el Retiro-, que tiene como objetivo administrar a largo plazo los recursos que aportan los trabajadores mexicanos durante su etapa laboral y que les serán entregados a manera de pensión.

Las aportaciones al AFORE las hace el patrón, pero también existen las aportaciones voluntarias, así que si decides ser trabajador independiente, tu cuenta de AFORE dejará de recibir las aportaciones correspondientes y estaría en riesgo tu pensión; si este es tu caso, considera realizar aportaciones voluntarias para no perder todo lo que has conseguido durante tus años laborales.

2. Lo que debes saber del SAT

Lo primero que tienes que saber es que debes cambiar tu registro ante el SAT a una persona física con actividad empresarial y profesional; de esta forma, podrás obtener tu RFC y tu e-firma (firma electrónica) para poder realizar facturas para tus clientes.

Es importante que sepas que, bajo este régimen, estás obligado a entregar recibos de honorarios a tus clientes y a cobrarles el Impuesto al Valor Agregado (IVA).
Además, deberás presentar declaraciones mensuales.

Si lo consideras necesario, puedes contemplar dentro de tus gastos los servicios de un contador.

Definitivamente, estar al corriente con el SAT es de las cosas más importantes a la hora de volverse freelance; si tienes todo en orden, los correos de “Se le invita a cumplir con sus obligaciones fiscales” no tendrán por qué darte miedo.

3. Prepárate para recibir pagos a 60, 90 o 120 días:

Seguramente te acostumbraste a recibir tu sueldo cada quincena o cada mes.
Sin embargo, es importante que sepas que cuando te vuelves proveedor, algunas empresas tienden a pagar a 60, 90 o 120 días.

Por lo tanto, como freelance es vital que te administres de la mejor manera y estés preparado para renunciar a tu quincena.

En el 2019, la Asociación de Emprendedores de México (ASEM) e instituciones adherentes, presentaron en febrero una propuesta de Ley de Pago en 30 días, que incluso plantea que quien no pague dentro del plazo establecido deberá pagar un interés o comisión al proveedor.
Sin embargo, esta propuesta sigue en espera; el fin de esta ley era aumentar el flujo de dinero entre las PyMES y su capacidad de inversión.

En resumen: cambiar tu empleo por la independencia puede ser una buena opción, siempre y cuando consideres las nuevas responsabilidades que esto implica. Si quieres leer más sobre la vida freelance, navega por nuestro blog y encuentra más entradas relacionadas.

Artículos relacionados